Sin crítica no hay libertad

23 12 2012

Rafael Argullol
El Pais

Un problema matemático, por ejemplo, no puede ser resuelto con ayudas gregarias, con gritos estentóreos, con apelaciones demagógicas. Requiere avanzar lentamente y tomar decisiones personales, con todas las consecuencias. Es un ejercicio poderoso y sutil que hace comprender la importancia de la libertad de elección al tiempo que contribuye a tender puentes entre la concreción y la abstracción. Es una educación para la libertad. Y otro tanto ocurre con la lectura, un viaje intelectual solitario que no puede ser sustituido por sucedáneos de ningún tipo, ni tecnológicos ni ideológicos. El lector, desde su intimidad, se enfrenta al texto en un juego individual e íntimo en el que se produce un intercambio dinámico. Al igual que el razonamiento matemático, el ahondamiento en la lectura exige en el lector la llegada a encrucijadas, la elección de caminos, el fecundo aplazamiento de respuestas, la inagotable formulación de preguntas. Es, asimismo, un ejercicio para la libertad.





Happy holidays JPC

21 12 2012

20121221-234633.jpg





Bellow’s ‘Henderson the Rain King’

21 12 2012

Now I have already mentioned that there was a disturbance in my heart, a voice that spoke there and said, I want, I want, I want! It happened every afternoon, and when I tried to suppress it it got even stronger. It only said one thing, I want, I want!
And I would ask, “What do you want?”
But this was all it would ever tell me. It never said a thing except I want, I want, I want!